dinero

Dinero, cuídalo con buenos hábitos

Es verdad que el dinero es un medio necesario para lograr muchos de los objetivos que te planteas en la vida. Para estudiar, para comprar un auto, independizarte, formar una familia, comprar tu casa, retirarte. Un medio que debes cuidar con buenos hábitos para lograr tu libertad financiera.

Dicen que “De pequeñas acciones están hechos los destinos” y esto aplica para todo lo que hagas en tu vida.

¿Te gustaría llevar un mejor control de tu dinero y mejorar tu economía? Comienza por practicar éstos hábitos:

En cuanto te paguen, reserva siempre una parte para tu ahorro. Aunque creas que es poco, guárdalo. Debes siempre ahorrar primero.

Compra inteligentemente. ¡Compra lo que necesites cuando lo necesites! Y cuando puedas pagarlo en efectivo (sin pedir prestado) project methodology agile. No compres por comprar, y siempre compara precios.

Ahorrar dinero con la finalidad de invertirlo. Aunque pienses que no vale la pena porque solo puedes aportar un poco. ¡Hazte el hábito!, cuando menos lo creas tendrás ese capital para crear un fondo de emergencia o para invertirlo.

Intenta pagar el monto máximo que puedas de tus tarjetas de crédito “Todos los meses” y evita súper endeudarte, pues pagar el mínimo solo te generará mayores intereses.

Administra tus finanzas. Aprende sobre el tema. Realiza un plan de gastos diarios (presupuesto). Enlista tus deudas y calendarízalas, programa fechas de pago

Evita comer siempre fuera. Ahorra dinero cocinando cosas sencillas y saludables (como un sándwich, una pasta o una ensalada).

Aprende a decir “No” esto te será útil no solo en el aspecto económico, también en el familiar y el laboral.

Asume tus errores. No culpes a los demás de tus errores financieros. Si te has metido en una deuda mala, se consciente de que tú eres el responsable y aprende de ello. Aprende de tus errores y mejora tus decisiones.

Ten determinación. Todos los que logran enriquecerse tienen muy claro su objetivo. “Libertad financiera”

¡No te quejes por el dinero! Las quejas implican tiempo, energía y vibras que necesitas para producir.

Y siempre disfruta lo que tienes, y práctica un poco de mindfulness (atención plena), con lo que hagas con tu dinero.

¿Qué otros hábitos te vienen a la mente? ¡Compártenos tus ideas!